compartir en:

Rodrigo Gurza, abogado de la familia de Pablo González Kúsulas, negó la versión de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la Ciudad de México en la que señalaba que el egresado de la Universidad de Berkeley fue drogado con gotas, lo que provocó su muerte.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva, el litigante aseveró que no está de acuerdo con la información de los estudios químico toxicológicos de la necropsia, la cual determinó que la sangre, del también abogado, contenía rastros de alcohol y ciclopentolato.

Por lo que Gurza descartó que el joven de 29 años haya sido víctima de la banda de “Las goteras”, las cuales operan en distintos bares y centros nocturnos de la capital.

"Dentro de la carpeta de investigación no existe como tal una prueba de que Pablo haya sido víctima de ¢Las goteras¢. No es justo que la procuraduría, ellos mismos, entorpezcan la investigación afirmando cosas que no tienen pruebas todavía, porque los exámenes toxicológicos no salen en tres días", sostuvo el defensor de la familia González Kúsulas.

La última vez que la familia de Pablo supo de él, fue que la víctima estuvo acompañado de una amiga en Palmas Karaoke, un centro nocturno ubicado en Lomas de Chapultepec; sin embargo, la mujer se retiró del lugar a las 2:30 de la madrugada, mientras que Pablo decidió quedarse.

A las 3:43 de la madrugada salió del bar y abordó un automóvil de los presuntos agresores, una hora después, alrededor de las 4:50 de la madrugada, su cuerpo fue abandonado en Avenida Eugenia casi al cruce de la calle Georgia en la colonia Nápoles, alcaldía de Benito Juárez. Su cuerpo no presentaba lesiones, ni huellas de violencia.

 

TAGS EN ESTA NOTA: