compartir en:

Hidalgo.- Una nueva fuga en un ducto de combustible fue descubierta y cercada por el Ejército mexicano en las proximidades de Tlahuelilpan, donde el viernes pasado una explosión de combustible ha dejado al momento 91 muertos y 52 heridos.

El combustible alcanzó una altura de cuatro metros y poco a poco fue perdiendo fuerza hasta ser controlada por el personal de Petróleos Mexicanos (Pemex).

La fuga se dio en el ducto de Tula (estado de Hidalgo) a Salamanca (estado de Guanajuato), y fue localizada en una zona remota de Teocalco, municipio de Tlaxcoapan, a 10 kilómetros de Tlahuelilpan, informó el gobierno estatal.

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: