compartir en:

Ciudad de México.- Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal de Hidalgo (SSPH), localizaron una fuga de hidrocarburo en una toma clandestina ubicada en la carretera Tlaxcoapan-Tlahuelilpan a la altura de la comunidad de San Primitivo, donde el pasado 18 de enero explotó una toma que dejó 136 muertos.

Según el reporte de la SSPH, los hechos ocurrieron cerca de las 07:00 horas, cuando los pobladores denunciaron la presencia de una nube de gas tóxica, por lo que al lugar llegaron elementos de seguridad pública, y del Ejército mexicano, quienes acordonaron la zona.

Nota recomendada: Unesco declara hábitat de la vaquita marina como Patrimonio Mundial en peligro

Las autoridades federales cerraron la carretera en ambos sentidos, debido al olor de hidrocarburo que se mantiene en la zona, por lo que un militar resultó intoxicado y fue atendido por los cuerpos de emergencia.

Como parte del protocolo de emergencia, se recomendó a la población no acudir al sitio, debido al riesgo que implica y evitar que suceda otro siniestro como el acontecido hace casi cinco meses.

Trabajadores de Petróleos Mexicanos (Pemex) mantienen el resguardo del lugar.

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: