compartir en:

Ciudad de México.- La procuradora general de Justicia de la Ciudad de México, Ernestina Godoy informó que hasta el momento no cuentan con ningún indicio de que el caso del estudiante de la Universidad del Pedregal, Norberto Ronquillo, haya estado relacionado con algún grupo de la delincuencia organizada.

Sin embargo, indicó que ya tienen varias líneas de investigación abiertas para intentar esclarecer el homicidio del estudiante lo antes posible.

Nota recomendada: ¿Cómo fue el secuestro de Norberto?

En conferencia de prensa, la abogada de la ciudad destacó que los policías que localizaron el auto del universitario, ya fueron citados a declarar para que expliquen la razón del porqué llevaron el vehículo a la casa de la víctima, cuando tenía que ser trasladado al Ministerio Público directamente.

Godoy comentó que existen elementos que hacen atípico el caso de Norberto, como el hecho de que a sólo 15 minutos de que el joven salió de su universidad, los secuestradores llamaron a la familia para pedir el rescate.

 “Es atípico de acuerdo a lo que los especialistas que trabajan en tema de secuestro tienen como indicadores”, agregó.

La noche que Norberto fue secuestrado, los plagiarios exigieron un rescate de cinco millones de pesos. Sin embargo, gracias a las negociaciones con los tíos de Norberto, con quienes vivía en Ciudad de México, la familia terminó pagando 500 mil pesos por el rescate.

DCVC

TAGS EN ESTA NOTA: