compartir en:

Ciudad de México.- Luego de la detención de la directora y dueña del Colegio Rébsamen, Mónica García Villegas, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la Ciudad de México informó que ahora se encuentra tras la pista de dos personas más, quienes fungían como Directores Responsables de Obras (DRO) y otorgaron documentos que avalaban las buenas condiciones estructurales de la escuela.

Los dos prófugos que responden a los nombres de Juan Apolinar Torales Iniesta y Francisco Arturo Pérez Rodríguez, cuentan con órdenes de aprehensión en su contra desde hace más de año y medio.

A sólo tres meses antes del terremoto, ambos directores aseguraron que el colegio contaba con la constancia de seguridad acorde a las reglas de construcción de la Ciudad de México, además dieron su visto bueno en materia estructural al inmueble.

Nota recomendada: Damnificados Unidos denuncia irregularidades por parte de constructoras

Un tercer implicado ya fue detenido el año pasado, se trata del arquitecto Juan Mario Velarde Gámez, quien actualmente sigue su proceso en libertad por su responsabilidad al avalar la seguridad de la construcción.

En los informes sobre la escuela no se encontró ningún documento que acreditara la revisión estructural de este centro educativo por Protección Civil tras el sismo del 7 de septiembre de ese mismo año, pese a que la Secretaría de Educación Pública (SEP) emitió la instrucción luego del terremoto.

DCVC

TAGS EN ESTA NOTA: