compartir en:

México.-La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) pidió a las autoridades federales y del estado de Guerrero que den respuesta a las cerca de 300 personas víctimas de desplazamiento forzado interno que acampan fuera de Palacio Nacional desde el pasado 17 febrero.

Los afectados, quienes fueron desplazados del municipio de las comunidades del Corredor Filo de Caballos y Casa Verde, en el municipio de Leonardo Bravo, y de Náhuatl de Tlamtempanaca, en el municipio de Zitlala, en Guerrero, expresaron su necesidad de pronta respuesta de las autoridades federales para la solución de su problema y para hacer frente a las situaciones de riesgo que enfrentan.

LA CNDH, quien los acompaña desde que se instalaron en las inmediaciones del Palacio, inició con anterioridad una investigación de oficio y solicitó medidas cautelares al entonces Comisionado Nacional de Seguridad y a la Secretaría General de Gobierno del Estado de Guerrero para que garantizaran la integridad física y la seguridad personal de los habitantes.

Las víctimas, entre las que se encuentran 84 niños, se enfrentan a una situación de vulnerabilidad que podrían afectar su salud y alimentación; además, han interrumpido sus actividades cotidianas y pueden enfrentar mayores riesgos de no ser atendidos de manera inmediata en la protección de sus derechos fundamentales, declaró la Comisión a través de un comunicado.

Te recomendamos: Incendian vehículos en agencia de autos en San Pedro, Nuevo Léon

acv 

TAGS EN ESTA NOTA: