compartir en:

Con el objetivo de garantizar la seguridad de miles de pasajeros que día con día usan el sistema de transporte público, el asambleísta Iván Texas Solís propuso hacer obligatorio la práctica de un examen psicológico para las personas que quieran fungir como choferes de transporte público antes de que se les otorgue su licencia, informó El Universal. 

“No podemos vivir con el miedo de que nuestros hijos viajen solos el el transporte público, por lo que proponemos evaluaciones más profundas que regulen las condiciones del transporte público y de quienes lo conducen, porque está en sus manos nuestra seguridad y la de nuestra familia”, dijo el perredista. 

En la información publicada por el medio antes mencionado, el funcionario público aseguró que es necesario intensificar las medidas de prevención para evitar casos como el de la niña Valeria. 

Solís busca que a toda persona que conduzca taxis, camiones, combis o microbuses se les realicen exámenes psicológicos y psicométricos de manera obligatoria que determinen si la persona que quiere trabajar como chofer puede desempeñar esa tarea sin poner a los clientes en riesgo. 

TAGS EN ESTA NOTA: