México.- Este miércoles la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) estudiará el amparo que el Poder del Consumidor interpuso en 2015 respecto a la norma de etiquetado en alimentos y bebidas ya que, indican, inducen a la confusión de azúcares añadidos que afectan la salud.

En abril de 2015 se hizo la denuncia de que la información nutrimental de los alimentos y bebidas preenvasados no era lo suficientemente específica, ante ello, la organización se ofreció a enviar a un experto que los asesorara en el etiquetado para que los datos fueran correctos y el consumidor supiera en su totalidad lo que ingiere.

Sin embargo, nunca hubo respuesta ni se hicieron cambios; ante la situación la SCJN, tomó el caso en febrero de este año para revisar el amparo 7/2017 que denuncia el etiquetado nutrimental frontal mexicano, el cual no tiene ninguna base científica, no es entendible para la población y, por ende, transgrede sus derechos como consumidores.

Al respecto, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) pronunció que es imposible distinguir entre los azúcares naturales de los alimentos y los que han sido agregados por los fabricantes ya que se agrupan en los azúcares totales y eso, de alguna manera, engaña a los consumidores.

Lo anterior viola el derecho a la salud y la alimentación pues, según el sistema normativo de etiquetado, los fabricantes deben informar únicamente sobre los azúcares añadidos ya que es parte del aporte calórico que pone en riesgo la salud, por ejemplo, causar obesidad y diabetes.

Por otro lado, el Consejo Mexicano de la Industria de Productos de Consumo, el cual está integrado por Coca.Cola, Bimbo, Jumex, Barcel, Pepsico y otras, pidió a la SCJN formar parte de este proceso para tener ambas visiones, de lo contrario, dijeron, podría tener consecuencias económicas y sociales.

Vah

TAGS EN ESTA NOTA: