compartir en:

Debido a que el Servicio Sismológico Nacional (SSN) registró siete sismos, durante el fin de semana, en las alcaldías Miguel Hidalgo y Álvaro Obregón, el Centro de Instrumentación y Registro Sísmico (CIRES) afirmó que los movimientos telúricos podrían deberse a la extracción desmedida de agua.

El director del organismo, Juan Manuel Espinosa Aranda, sostuvo a El Universal que los sismos del 12, 13 y 14 de julio también se deben a las construcciones que provocan grandes fracturas en el subsuelo.

Advirtió que los temblores de pequeña intensidad, “podrían intensificarse si no dejamos de evitar la extracción de líquido, con lo que también evitaremos el hundimiento de la Ciudad de México, aunque también debemos considerar que la Ciudad de México, donde los sismos de escasa o baja intensidad, como los ocurridos el pasado fin de semana, están asociados a pequeñas fallas geológicas”, afirmó.

Cabe destacar que el primer temblor fue a las 4:47 horas, el cual tuvo una magnitud de 2.1. El segundo, y más grande, ocurrió a las 7:38 horas con 2.5 grados; el tercero se registró a las 7.51 horas con magnitud de 2.0 y el cuarto a las 10:08 horas con magnitud de 2.3.

Mientras que el sábado 13 se registraron dos temblores, uno a las 01:35 horas y otro a las 11:39; los dos con una magnitud de 2.3 grados. Para el domingo 14 de julio se registró un temblor a las 2:16 horas con magnitud de 2.1 en la alcaldía Álvaro Obregón.

TAGS EN ESTA NOTA: