Ciudad de México.- Habitantes de la comunidad de Bobashi de Guadalupe en Atlacomulco, Estado de México, desarmaron, golpearon y retuvieron a cuatro policías del municipio vecino de Acambay, a quienes acusan de huachicoleo.

Los uniformados fueron interceptados por cerca de 300 lugareños cuando llevaban en dos patrullas al menos 34 garrafones de gasolina, cuya “legal procedencia no pudieron comprobar”.

Fue ayer por la mañana, cuando la policía estatal acudió al sitio para rescatar y presentar ante la delegación local de la Fiscalía General de la República (FGR) a los elementos policiacos que estaban retenidos por la población, quienes portaban machetes, palos y piedras.

Según versiones policíacas, los pobladores pretendían linchar a los elementos de seguridad pública e incendiar las patrullas, sin embargo, tras la plática con los mandos de la policía estatal y de la Guardia Nacional se abstuvieron de realizar esos hechos.

Nota recomendada: Ejecutan a juez federal y a su esposa en Colima; SCJN condena asesinato

Bajo la promesa de llevarlos directamente a la delegación de la FGR, la policía local recuperó las dos unidades, las armas de cargo y cartuchos útiles de los elementos de Acambay.

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: