Ciudad de México.- Diversos factores contribuyeron a la derrota del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la Ciudad de México, entre ellas el gobierno de Miguel Ángel Mancera; declaró la dirigencia del sol azteca en la capital.

Raúl Flores, dirigente del PRD en la CDMX, explicó que la ciudadanía los castigo por el gobierno que ejerció Mancera, quien no era militante del partido y fue respaldado por Andrés Manuel López Obrador y Marcelo Ebrard.

“Durante los últimos tres años de gobierno le dieron una evaluación negativa especialmente en materia de seguridad, movilidad y desarrollo urbano, y por no haberlo percibido como un contrapeso del gobierno de Peña Nieto. Este voto de castigo lo pagó el PRD en las urnas”.

Entre las otras causas, mencionó la división de la izquierda, “traiciones”, “descomposición interna” por rivalidades y  “cacicazgos” en las delegaciones.

Flores indicó que “concluyó un ciclo para el PRD CDMX”, que inició en 1997 cuando Cuauhtémoc Cárdenas llegó a la Jefatura de Gobierno y sacó al Revolucionario Institucional (PRI) de la capital.

Asimismo culpó a López Obrador, quien aseguró “utilizó la fuerza política y territorial del PRD para extrapolarla a un nuevo movimiento que capitalizó el descontento y enojo de la ciudadanía hacia los tres partidos que gobernaban en el país: PRI, PAN y PRD”.

Internamente dijo que el PRD sufrió de una “descomposición interna como resultado de la rivalidad entre las diferentes corrientes y los cacicazgos en las delegaciones”.

NJAR

TAGS EN ESTA NOTA: