compartir en:

México.-Los cuerpos de Rhonita Miller LeBarón y sus tres hijos, víctimas de la masacre que dejó un total de nueve fallecidos de la comunidad mormona, son trasladados del Racho La Mora, en Sonora, a Galeana, Chihuahua, donde serán sepultados.

El cortejo fúnebre pasará por el mismo camino en el que viajaban las víctimas cuando fueron interceptadas por un grupo de sujetos armados el pasado 4 de noviembre.  

Las cinco víctimas serán enterradas en la comunidad LeBarón, en donde con una ceremonia sencilla los asistentes provenientes de distintos puntos de Estados Unidos y del país se despedirán.

Nota recomendada: Entre lágrimas, enojo y fuerte operativo, realizan funerales de la familia LeBarón

La víspera se realizó una misa de cuerpo presente a Dawna Ray Langford de 43 años y sus hijos Trevor, de 11 años y Rogan de dos años, quienes fueron enterrados en la comunidad de La Mora, en Sonora.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) responsabilizó a la organización criminal “La Línea” —célula del Cártel de Juárez—, que opera en Chihuahua, por la masacre en contra de la familia LeBarón, quienes fueron  baleados y calcinados en un camino de terracería cuando viajaban en caravana.

ACV

TAGS EN ESTA NOTA: