compartir en:

Latente, la posibilidad de ser víctimas del crimen, alerta; hay que evitar a todas luces la negación, señala

México.- Ante la situación  de inseguridad  y violencia que prevalece en el país, la iglesia mexicana presentó un manual de seguridad dirigido a los sacerdotes y parroquias que podrían ser víctimas de una situación de peligro.
 

Alfonso Miranda, secretario  general de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), explicó que los “Protocolos básicos de seguridad eclesial: personal y de recintos religiosos” surgieron de un previo análisis de los riesgos que enfrenta la comunidad católica. El primer aspecto a resolver es evitar a todas luces la negación, es decir, poner en duda el  hecho de que hay una latente posibilidad de ser víctimas de una situación de peligro, afirmó Miranda Guardiola.

Advirtió que “tanto personas como instituciones”, tales  como escuelas, parroquias, albergues, capillas, congregaciones, fundaciones y casas de migrantes, entre otras, enfrentan riesgos de inseguridad, sólo por ser administradoras de espacios públicos que abren sus puertas a los ciudadanos sin discriminación alguna.

En cada capítulo del documento, el lector encontrará protocolos de prevención y de actuación, así como anexos prácticos  para ejecutar un “plan preventivo”. Según el Centro Católico Multimedial, en lo que va del sexenio han sido asesinados 24 sacerdotes.

 

 

TAGS EN ESTA NOTA: