compartir en:

Veracruz.- El estado de Veracruz es uno de los más inseguros del país, según dijo Alfonso Durazo, secretario de Seguridad; en los últimos meses se supo de varias fosas clandestinas y homicidios, de  lo cual se culpa al ex gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares, pero también al fiscal General del Estado, Jorge Winckler, contra quien se interpusieron siete solicitudes de juicio político ante el Congreso de Veracruz.

TE PUEDE INTERESAR: Catalogan como focos rojos de violencia a seis estados del país

José Manuel Pozos Castro, presidente de la Mesa Directiva del Congreso, aclaró que cada una de las denuncias serán analizadas una por una para determinar si proceden o no.

“El Congreso tiene la obligación de revisar y de aplicar y hacer que se aplique la ley, absolutamente en toda su justa dimensión. Veracruz ya no puede permitir que no se esté dando cumplimiento”.

Aunque no se especificó qué tipos de delitos son los que se reclaman, el legislador destacó que fueron presentadas por abogado y ex funcionarios estatales que consideran el fiscal violó la ley y, por ello, debe ser retirado de su cargo.

Winckler Ortiz es un íntimo amigo del ex gobernador veracruzano, llegó a la Fiscalía a finales de 2016 a ocupar el lugar que dejó vacío Luis Ángel Bravo Contreras, quien renunció por la “presión política”.

Desde entonces, el fiscal en funciones, ha sido criticado por organizaciones civiles y empresarios, pero también por el actual dirigente de la entidad, Cuitláhuac García Jiménez, pues este jueves declaró que mientras Winckler siga al frente, no se podrá hacer justicia y castigar a los antiguos funcionarios que cometieron irregularidades en el periodo de Javier Duarte como gobernador.

 

“El fiscal se tiene que ir porque si no, no se podrá hacer justicia, porque si no, no va servir de nada poner denuncias a los ladrones, a los secuestradores, a quienes están cometiendo delitos, bajo el pretexto de que no pudo”.

García Jiménez lamentó la salida de la cárcel del ex secretario de Seguridad, Arturo Bermúdez –acusado de desaparición forzada-, pues desde su perspectiva, implica una violación grave a los derechos de las víctimas.

Respecto a ese tema en particular, el actual titular de la Fiscalía del estado, dijo que las investigaciones por los delitos que cometieron los ex duartistas continúan, pero que hay un “pacto de impunidad” entre el actual gobierno y los implicados.

Señaló que el único objetivo de esto es que Javier Duarte quedé libre de todos los cargos, al igual que todos los que participaron en los delitos de corrupción y pidió a los medios de comunicación “responsabilizar” al gobernador Cuitláhuac García por su benevolencia y flexibilidad en el caso.

Vah

TAGS EN ESTA NOTA: