Inglaterra.- El coronavirus sacudió a la Champions y Liverpool ante Atlético de Madrid es de los pocos juegos con público.

Las noches mágicas de la Champions League han sufrido una sacudida con algunos partidos programados a puerta cerrada como medida para prevenir el contagio del coronavirus. Ayer el Valencia fue eliminado por Atalanta con Mestalla a puerta cerrada y hoy el PSG intentará darle la vuelta al Borussia Dortmund sin el apoyo de sus ardientes aficionados parisinos, que hacen del Parque de los Príncipes una aduana infranqueable.

Otro de los escenarios místicos en el futbol mundial es Anfield, la casa del Liverpool, que libró el corte de la UEFA y los fans ingleses podrán alentar a su equipo y caminar juntos, para cumplir con la eterna promesa de su emotivo himno ‘You’ll never walk alone’ (‘Nunca caminarás solo’).

El director técnico de los ‘Reds’, Jürgen Klopp confía en la atmosfera que envuelve su casa, para remontar el 1-0 de la ida y seguir unidos. “El ambiente va a ser un punto a favor, eso es 100 % seguro. Pero con eso, nuestra actuación tiene que ser excepcional. No muchos de sus jugadores han jugado en un estadio como Anfield, quizás solo Morata y Diego Costa”, sostuvo el estratega alemán.

Por su parte, Diego Simeone señaló que el combate al coronavirus es más importante que un partido de futbol y jugar de local o visitante, pero reconoció que no sería justo para los seguidores ‘reds’ que fuera a puerta cerrada. “El favoritismo de jugar de visitante no va en importancia con esta enfermedad que nos afecta a todos, no tenemos mucha fuerza para tomar decisiones. Están trabajando imagino para poder resolver. Estamos para hacer lo que sea lo mejor para el mundo”.

El brote va en aumento y el mundo se lo debe tomar con seriedad, y el único duelo de la Liga de Campeones de la próxima semana que todavía no se anuncia que será a puertas cerradas es el Manchester City contra Real Madrid, y el técnico Josep Guardiola prefiere no jugar en caso de que sea sin afición.

“En España van a empezar a jugar a puerta cerrada. Ya ha pasado en Italia, y creo que pasará aquí también. Si la gente no puede venir a ver el partido no tiene sentido jugar. No me gustaría jugar sin ellos”, afirmó Pep.

 


TAGS EN ESTA NOTA: