compartir en:

CIUDAD DE MÉXICO.- Pumas derrotó 4-2 a Lobos BUAP y aunque por momentos parecía que sufriría para obtener el resultado, logró imponer condiciones, para obtener un triunfo que catapultó a los felinos al subliderato del Apertura 2018.

Apenas a los seis minutos Felipe Mora consiguió un tiro de esquina, Pumas cobró en corto para Pablo Barrera, quien lanzó un pase desde una esquina del área, la defensa de los licántropos dio un rebote que Mendoza aprovechó para tomar el regalo y disparar a puerta abierta para ponerle número al marcador.

Pasada la media hora de juego, los felinos despertaron del letargo en el que cayeron y Felipe Mora disparó de fuera del área y Toño Rodríguez realizó una espectacular atajada, en la que voló por los aires de Ciudad Universitaria y a una mano desvió a tiro de esquina.

Pumas inició dormido el complemento y por poco le cuesta caro, luego de que Mauro Lainez envió un centro que Leo Ramos remató de cabeza, pero el balón se fue dramáticamente por un costado de la portería.

El acoso de la visita no cesó y Felix Crisanto mandó un pase a la entrada del área que Michaell Chirinos controló, picó para dejar atrás a la defensa, luego con un amague se deshizo de Saldívar y con poco ángulo remató para empatar el partido al minuto 58.

Un error en un intento de despeje de puños ayudó a Pumas a reaccionar, porque Juan Iturbe aprovechó el mal rechace y prendió el balón con rencor para estrellarlo en las redes, devolver la ventaja a los felinos y de paso, estrenarse como goleador.

Dos minutos después Alan Mendoza lanzó un trazo largo que Matías Alustiza controló con el pecho, y con un toquecito lateral dejó con ventaja a Pablo Barrera, quien entró al área y disparó cruzado para marcar el 3-1 para la casa.

Los dirigidos por Juan Francisco Palencia se volvieron a meter al partido luego de una serie de rebotes, Leo Ramos se encontró el esférico a la altura del punto penal y sin dudarlo, colocó su disparo lejos del alcance del ‘Pollo’ Saldívar.

En la recta final, Carlos González rescató un balón antes de que se fuera por la línea de meta, levantó la vista y mandó un centro bombeadito que Matías Alustiza remató de cabeza, pegado al poste, para marcar el 4-2 definitivo que catapultó a Pumas al segundo lugar de la tabla, empatado con 17 puntos con América.

JLR

TAGS EN ESTA NOTA: