AGUASCALIENTES.- El club Querétaro volvió a la senda del triunfo, luego de imponerse 3-2 contra un Necaxa que ya hilvanó tres cotejos sin ganar, en partido correspondiente a la fecha 6 del Clausura 2020.

Con este resultado, los emplumados llegaron a 12 unidades metidos en zona de liguilla, mientras los aguascalentenses se estancaron con ocho puntos.

Después de que las dos escuadras en la fecha pasada vieron cortado su buen paso en el certamen, querían regresar a la senda del triunfo hoy. Así lo demostró más Gallos Blancos que desde el silbatazo inicial buscó el arco rival.

De tal modo que en una de sus primeras aproximaciones, Jaime Gómez lució con una buena jugada individual y con un gol prácticamente de vestidor, Querétaro se puso 1-0 y le dio la bienvenida al portero Ángel Alonzo, quien debutó en Liga MX por la lesión de Hugo González.

Rayos careció de respuesta, los Gallos Blancos monopolizaron el esférico y su dominio lo reflejaron en el marcador con el 2-0 obra de Ariel Nahuelpán, quien remató de primera intención luego de un pase de Areli Hernández por el costado izquierdo.

El argentino volvió a perforar las redes, pero se le anuló la anotación por un previo fuera de lugar frente a un Necaxa adormilado, sin claridad, hasta que pasados los 40 minutos generó su primera aproximación, con un tiro libre desviado de Juan Delgado.

Ese breve despertar permitió a Necaxa meterse de lleno al juego con el 2-1 gracias a una genialidad ‘messi-ánica’ de Daniel ‘Fideo’ Álvarez, en la que dribló a rivales y sacó disparo raso imposible para Gil Alcalá.

No obstante, el descanso no le vino bien a los hidrocálidos, pues en la reanudación, Gallos sacó del círculo central, firmó ocho pases y la acción acabó con el doblete de Nahuelpán y el 3-1 para los queretanos.

Gallos Blancos tuvo para liquidar el partido, pero Jeison Lucumí falló un remate franco ante la buena atajada de Alonzo y, por el contrario, acabó por pedir el tiempo para no sufrir la igualada.

Sin mucho futbol, con más ganas que con ideas, Necaxa fue capaz de ponerle emoción al duelo ante un permisivo Querétaro, donde no funcionaron los cambios del técnico Víctor Manuel Vucetich, quien acabó expulsado.

Un saque de manos rumbo al área queretana terminó con un remate rojiblanco y el balón pegó en la mano de Jefferson Orejuela, acción que se revisó en el VAR y se determinó penal, mismo que ejecutó Maximiliano Salas, con escasos minutos en el campo, para poner el 2-3 definitivo.

Querétaro demostró potencial como visitante al lograr su tercer triunfo consecutivo en patio ajeno, en tanto Rayos entró en un bache de tres choques en fila sin ganar.

Notimex

JLR

TAGS EN ESTA NOTA: