Este domingo, comerciantes del Centro Histórico de la Ciudad de México reabrieron sus actividades mercantiles tras casi 7 meses de suspensión dominical por la pandemia de Covid-19.

Comerciantes y trabajadores de establecimientoss consideradas no esenciales, como joyerías, zapaterías, tiendas de ropa y telas, artesanías, perfumerías, papelerías, bisutería y lentes, etc., deberán mantener los lineamientos de sanidad dispuestos por las autoridades, como lo es el uso del cubrebocas, tona de temperatura, aplicación de gel antibacterial y un aforo restringido.

Los locatarios del primer cuadro de la ciudad agradecieron el retiro de las vallas que protegían el acceso a las calles Madero, 16 de septiembre, Tacuba y Palma, entre otras, pues con esta reapertura podrán salir de la crisis económica de manera más rápida.

Asimismo, se recomienda al visitante estar el menor tiempo posible, no acudir en grupos o con familia y planear sus compras para evitar aglomeraciones.

TAGS EN ESTA NOTA: