EFE

SAN SEBASTIÁN.- El Real Madrid es el nuevo líder de Primera División tras salvar la jornada en el Reale Arena ante una Real Sociedad que le ha dominado en los últimos encuentros pero que sucumbió a un partido serio de los madridistas que ganaron con goles de Sergio Ramos de penalti y Karim Benzema.

Sorprendió Zinedine Zidane con su alineación, en la que dejó fuera a Luka Modric y dio entrada al colombiano James, casi inédito esta temporada, para afrontar uno de los compromisos más importantes de la liga.

Los donostiarras lo intentaban, pero jugadores como Portu o el propio Odegaard, que volvía a examinarse ante su equipo y no superó la prueba, han perdido la forma que tenían antes del parón liguero y la Real volvió a estar desconocida en su juego.

El Real Madrid siguió a lo suyo y con Vinicius como mejor hombre durante el primer periodo volvía a estar cerca de marcar en un remate de brasileño que se topó nuevamente con Remiro, que parecía esperar la ubicación del remate del delantero madridista.

El conjunto de Zidane entró bien al partido en la segunda parte, continuó su progresión en el juego y obtuvo el gol en una jugada polémica en la que Estrada Fernández señaló un polémico penalti por un contacto de Llorente a Vinicius en el área realista.

Sergio Ramos no perdonaría esa oportunidad y con su precisión habitual desde los once metros batió por bajo a Remiro para colocar líder a su equipo provisionalmente, instantes previos a retirarse del campo lastimado en su rodilla y ser sustituido por Militao.

La Real fue a buscar el empate porque ese resultado le apeaba virtualmente de pelear por la Liga de Campeones y en el minuto 68 metió el miedo en el cuerpo a su rival cuando el belga Januzaj, desde fuera del área, logró un gran gol, anulado por fuera de juego de un jugador realista en la trayectoria de Courtois.

El Real Madrid no quería más sustos y resolvió en el minuto 70, por medio de un Benzema que está de dulce y que logró un bello y complicado tanto rodeado de defensores blanquiazules.

Los donostiarras quedaron noqueados con este segundo tanto, un castigo quizás inmerecido por las circunstancias de los goles, pero se rehizo con el tanto de Merino, que se quedó sin control de su par y superó con su pierna izquierda a Courtois.

Los últimos minutos tuvieron mucha emoción, a pesar de que la opción del empate no estuvo cerca y el Real Madrid se lleva tres puntos que valen oro y que pueden decantar el título a su favor si no fallan en las últimas jornadas.

JLR

TAGS EN ESTA NOTA: