compartir en:

Algunos reos acusados de delitos no graves y tengan dinero para pagar su brazalete electrónico podrían ser liberados de manera anticipada del reclusorio.

Esta medida entrarán en vigor cuando la Suprema Corte de Justicia de la Nación notifique la resolución al Congreso de la Unión.

Con esta medida, los prisioneros que demuestren que son los únicos que pueden cuidar a sus hijos menores de 12 años o que no tengan la condición de valerse por sí mismos, podrán sustituir sus condenas.

Los requisitos que se imponen para hacer efectiva esta disposición son: que el reo no tenga una sentencia definitiva, que no represente un riesgo, demostrar buena conducta mientras está recluido, no enfrentar otro proceso penal y haber cumplido con la mitad de la pena si se trata de delitos dolosos.

TAGS EN ESTA NOTA: