Ciudad de México.- De 2014 a 2019 una organización criminal proveniente de Rumania saqueó mil 200 millones de dólares a través de cajeros automáticos alterados que colocó en destinos turísticos mexicanos como Bahía de Banderas, Baja California, Cancún, Riviera Maya y Puerto Vallarta, según reveló este miércoles una investigación realizada en conjunto por el Proyecto de Denuncia de la Corrupción y el Crimen Organizado (OCCRP, por sus siglas en inglés), Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) y la organización Quinto Elemento Lab.

Según el documento, las máquinas alteradas clonaban tarjetas bancarias, principalmente de turistas extranjeros y el hurto operó al ritmo de 240 millones de dólares anuales hasta que la operación fue desmantelada por las autoridades mexicanas, a mediados de 2019.

La investigación detalló que el esquema elaborado a través de la empresa fachada Top Life Servicios, habría trasladado esos mil 200 millones de dólares a cuentas de criminales que se ubican en Barbados, Brasil, Corea del Sur, Granada, India, Indonesia, Japón, Paraguay y Taiwán.

Subrayó que el comienzo de esta operación se remonta al tercer mes de 2014, cuando la organización rumana, a través de Top Life Servicios, obtuvo un contrato con Banco Multiva para instalar estos cajeros automáticos marca Intacash.

De acuerdo con el texto, dicha estafa apunta a que las autoridades de Estados Unidos, México y Rumania identificaron a Florian Tudor como presunto líder de la banda, pero el empresario ha negado estas acusaciones, aduciendo que el señalamiento es porque se negó a ser extorsionado por autoridades policiacas.

Nota recomendada: Multarán con 2.6 mdp a joven que causó incendio en Tepoztlán por grabar Tik Tok

El documento enfatiza que Tudor tiene vínculos con personas ligadas a políticos del PRI, PAN, así como con exgobernadores, gobernadores y secretarios de Estado.

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: