Ciudad de México.- Las autoridades del penal de Santa Martha Acatitla, han descubierto que algunos reos esconden chips telefónicos en escapularios. 

 

Los cómplices de los reos van a otros estados compran los chips, se los llevan hasta el interior de la cárcel y ellos los usan para fingir que llaman desde otras entidades.

Los extorsionadores dicen ser miembros de grupos delictivo más famosos del momento:  La Unión o el Cártel Jalisco Nueva Generación.

TAGS EN ESTA NOTA: