Redacción.

El Covid-19 ha cobrado nuevas víctimas dentro del mundo del entretenimiento, ya que las versiones argentina y chilena del festival Lollapalooza han decidido posponer su próxima edición debido al riesgo sanitario que supone un evento masivo de dichas dimensiones.

El festival, que se celebraría del 27 al 29 de marzo en ambos países, sera pospuesto hasta la segunda mitad del año, según informaron los organizadores.

Respecto a Argentina, el festival transcurriría en el Hipódromo de San Isidro, ubicado en la capital del país. Incluso, aún este lunes había confirmado que se realizaría sin mayores contratiempos, pero la noche de ayer comenzaron a surgir rumores sobre la cancelación inminente, que fue confirmada por la productora del evento y posteriormente ratificada por el Intendente de la provincia argentina, a través de Twitter.

 

 

 

Entre los artistas confirmados para la edición se encontraban Guns n´Roses, The Strokes, Gwen Stefany, Lana del Rey, Alan Walker, Pearl Jam, Vampire Weekend y Travis Scott.

Por su parte, en Chile, el evento se realizaría en el Parque O´Higgins, ubicado en la zona metropolitana de Santiago. La cancelación se hizo oficial a través de una rueda de prensa ofrecida por el Ministro de Salud, Jaime Mañalich.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de #LollaCL (@lollapaloozacl) el

 

Dentro de sus declaraciones puntualizó la recomendación de los organizadores de reprogramar, lo cual el gobierno apoyó de buena gana, a fin de contener la emergencia sanitaria, además de especificar que este tipo de eventos y todas las concentraciones de más de cinco mil personas se suspenderían al menos los próximos sesenta días.

Según se especificó, ambos festivales serán reprogramados para la segunda mitad del año, previendo que la crisis de salud haya concluido.

 

TAGS EN ESTA NOTA: