compartir en:

México.-Debido a la reducción de personal en aduanas de la frontera entre México y Estados Unidos, el paso de vehículos de transporte de mercancías se ha alentado, lo que ha ocasionado pérdidas diarias de 800 millones de dólares para la industria nacional.

Francisco Cervantes, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) precisó que los agentes aduaneros se desplazaron a las zonas por las que los migrantes buscan entrar al país vecino, por lo que las líneas de atención para el paso de mercancía se redujeron hasta en dos terceras partes.

“Esto obedece a que los migrantes se quieren pasar y los agentes de aduanas que pasan las líneas de camiones y mercancía se están yendo a la zona fronteriza y por ejemplo de nueve líneas quedan dos o tres. O sea la frontera no está cerrada, no está bloqueada, pero no está funcionando con agilidad", detalló.

Señaló que tanto las importaciones como las exportaciones entre ambos países se ven afectadas y que productos como las hortalizas resultan dañados tras las horas de espera.

Informó que los cruces a la frontera más afectados son los de Ciudad Juárez, Chihuahua y Reynosa, Tamaulipas, y explicó que los camiones pueden tardarse más de ocho horas en pasar, lo que normalmente se haría en un promedio de dos horas.

Refirió que Marcelo Ebrad, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores está en pláticas con Estados Unidos y ya se hicieron llamados porque habrá afectaciones en el suministro de autopartes, en alimentos y perecederos. 

Debido a que se desconoce el tiempo en que permanecerá tal situación, el líder dijo que las industrias buscan soluciones, tal es el caso de que han recurrido a las vías aérea y marítima, sobre todo en los casos de agroalimentos, debido a que se trata de productos perecederos y en los temas automotrices.

TAGS EN ESTA NOTA: