compartir en:

México.- La Secretaría de la Función Pública(SFP) investiga si el presidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), Guillermo Ignacio García Alcocer incurrió en conflicto de interés en la otorgación de un permiso para transportación de gas natural a la empresa Fermaca en junio del 2017, vinculada con Santiago García Castellanos,  primo hermano de su esposa.

“El número de contrato está aquí es: G20157/TRA/2017 y en esta fecha el servidor público de referencia ya era presidente de la institución. Este permiso que él mismo ya como presidente de la institución pudo haber gestionado o auspiciado no fue informado en su momento”, señaló en conferencia de prensa, la titular de la SFP,  Irma Eréndira Sandoval.

García Alcocer había reconocido el viernes, que el primo de su cónyuge era director de la empresa Santa Fe Natural Gas la cual es filial de Fermaca y que los permisos otorgados a dicha compañía se dieron el 10 de marzo de 2016, es decir antes de que él ocupara el cargo, por lo que no había conflicto de interés.

Asimismo había señalado que el hermano de su cónyuge, Mario Barreiro Castellanos, labora la empresa danesa Vestas, dedicada a la fabricación, venta y mantenimiento de tecnología eólico por lo que no rara sujeto regulado por la institución a su cargo.  

En ese sentido el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda , Santiago Nieto Castillo dijo que  el cuñado de García Alcocer en realidad trabaja para una filial de la empresa danesa en México y es apoderado legal de tres empresas relacionadas con hidrocarburos, petróleo y gas.

Agregó que una de esas empresas ha tenido operaciones sospechosas de evasión fiscal y lavado de dinero.

“Existe un proceso de triangulación de una de las personas físicas, lo cual podría significar un modelo de lavado de dinero con recursos de van de Estados unidos y vuelven a la República Mexicana.

RVA

 

TAGS EN ESTA NOTA: