compartir en:

Un informe elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), publicado en diciembre de 2016, reveló que las deficiencias en la educación mexicana se deben al bullying que sufren los niños y jóvenes.

De acuerdo al estudio, México es uno de los países en los que el acoso escolar ocurre con mayor frecuencia. Los resultados del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA) no favorecen el nivel académico, pues los estudiantes mantienen un promedio reprobatorio en las áreas de ciencias, lectura y matemáticas.

“Alrededor del 14 por ciento de los estudiantes en México que declaran haber sido víctimas de acoso frecuentemente, por el 5 por ciento de los estudiantes que no lo son, informaron que no están satisfechos con su vida”, revela el estudio

El rol familiar también juega un papel muy importante, pues aquellos que consideran que el interés de sus padres en sus estudios es bueno, obtienen mejores resultados en las pruebas, por el contrario, los que no sienten la cercanía ni interés familiar en sus proyectos escolares, obtienen resultados poco favorables.

Los alumnos también presentan síntomas de ansiedad y se muestran preocupados por no obtener buenas calificaciones o por no saber las respuestas en los exámenes, lo cuál también afecta en su integración.

El 25 por ciento se siente marginado en la escuela y un 21 por ciento se siente solo; lo que refleja que no se sienten seguros física ni psicológicamente dentro de la escuela.