Por Carlos Meraz

El viejo adagio popular sentencia que “todos los caminos conducen a Roma”, pero a la parte femenina y poco conocida de la milenaria ciudad, cuna de la civilización occidental, sólo hay un recorrido, trazado en 44 rutas, descubierto por Isabel Barceló Chico, en su libro Mujeres de Roma. Heroísmo, intrigas y pasiones, donde la autora valenciana revive con extrema pasión e información a 44 mujeres a lo largo de los siglos que, según advirtió, salvaron de la destrucción, en al menos cinco ocasiones, a la hoy flamante capital de Italia.

Con motivo de su asistencia a la 33 Feria Internacional del Libro de Guadalajara, donde promocionó la quinta reimpresión de su ambiciosa obra editada por Sargantana en su naciente Colección de Personajes Ilustres, Barceló Chico destacó la presencia femenina en la fundación de una ciudad, cuyas edificaciones y atractivos turísticos están ligados a 44 personajes femeninos, pues Roma no es sólo una ciudad de Emperadores, Papas y Renacenetistas sino también de 44 influyentes mujeres, surgidas desde el siglo VII a.C. hasta el XIX d.C.

“Se trata de anclarlas de nuevo en la piel de la ciudad”, destacó.

La obra, que ha recibido el Premio de la Crítica Valenciana, otorgado por la Asociación Valenciana de Escritores y Críticos Literarios (CLAVE), le llevó casi dos décadas de investigación y una fascinación tal que incluso su próximo libro será, según adelantó, de un personaje femenino vilipendiado de la época de Nerón.

LAS ENTIENDE, NO LAS JUZGA
Barceló Chico precisó que Mujeres de Roma es una investigación para entender en su momento histórico y no juzgar a la ligera a los 44 personajes que presenta.

“La más antigua es Aca Larentia, quien crió a los dos gemelos Rómulo y Remo, que fueron amantados por una loba tras ser abandonados a su suerte en el río Tiber, y a la postre fundaron Roma.

“Otro personaje fascinante es Lucrecia Borgia, incluida en la leyenda negra de su familia por ser hija de Rodrigo Borgia —erigido como Alejandro VI, uno de los dos Papas valencianos que tuvo el Vaticano, el otro fue Calixto III— una mujer muy inteligente y hermosa a quien tacharon falsamente de incestuosa”, explicó.   

Barceló Chico destacó que de los 44 personajes de Mujeres de Roma, en el que le gustaría reencarnar sería en Pero, inmortalizada en óleos de Rubens y Caravaggio. 

“Fue una plebeya joven, cuyo anciano padre Cimón fue encarcelado y condenado a muerte por inanición; ella lo amamantó a escondidas y tras ser descubierta su acción conmovió a los jueces por su acto de caridad. De ahí surgió el término de caritas romana (caridad romana)", concluyó.

TAGS EN ESTA NOTA: