Ciudad de México.- La nota de esta tarde no fue que el presidente Andrés Manuel López Obrador partiera hacia Estados Unidos para su cita de mañana con su homólogo estadounidense Donald Trump, sino que se trasladara en su vehículo de campaña, el Jetta blanco, al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, para llegar a su vuelo.

La imagen del mandatario saliendo de Palacio Nacional a bordo del automóvil de la automotriz Volkswagen causó innumerables opiniones en redes sociales, volviéndose tendencia la palabra “Jetta”.

Para sus seguidores esta acción representa un ejemplo de austeridad, al igual que viajar en un vuelo comercial hacia el vecino país del norte.

Pero sus opositores consideran que es una medida hipócrita, aprovechando los reflectores de los medios internacionales por su reunión con Trump. La mayoría de sus críticos se preguntan “¿dónde quedaron las camionetas blindadas?” de sus últimas y más recientes giras por el país.

López Obrador sostendrá un encuentro privado mañana con Donald Trump en la Casa Blanca y el próximo jueves regresará por la mañana a México.

TAGS EN ESTA NOTA: