Ciudad de México.- En una propuesta de reforma entregada a diputadas federales, la Fiscalía General de la República (FGR) planteó que en el feminicidio se incluya las agravantes de odio y saña.

“¿para qué?, para cerrar completa la pinza de feminicidio”, expuso Salvador López, director General de Análisis Legislativo y Normatividad de la FGR, durante el segundo encuentro de funcionarios y legisladoras que pertenecen al Grupo de Trabajo Técnico.

La FGR prevé reformar el Código Penal Federal para ampliar de 7 a 13 las causales para tipificar un feminicidio, el cual tendrá penas de entre 45 y 65 años.

Entre las nuevas causales se incluye la necrofilia, los celos, incomunicación de la víctima, que esté embarazada o que haya sido obligada a realizar trabajos contra su voluntad.

Nota recomendada: Senado respalda un día sin mujeres; da facilidades para que empleadas se ausenten

También se fijó cuando la víctima esté en desventaja o que el agresor sea chofer de transporte público o que la víctima sea mayor de 65 o menor de 18 años, indígena o que no comprenda o pueda evitar el crimen.

Con información de La Crónica y La Razón

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: