compartir en:

TORREÓN.- Santos Laguna gana con par de autogoles del Querétaro, suficientes para imponerse 2-1 a los Gallos Blancos, para quedarse con la victoria y llegar a 19 puntos y mantener una ligera esperanza para clasificar a la liguilla.

Con este triunfo, que marcó el debut del técnico uruguayo Guillermo Almada con los de la Comarca Lagunera, los Guerreros alcanzaron 19 unidades para mantener la vela encendida rumbo a la ‘Fiesta Grande’; mientras Querétaro se estancó con ocho puntos para seguir sin victorias en condición de visitante.

Con la ventaja de conocer el resto de los resultados de la jornada 15, el cuadro albiverde entendió que había que buscar de cualquier modo la victoria frente a un cuadro queretano, que pese a la llegada del ‘Rey Midas’, Víctor Manuel Vucetich, todavía no muestra grandes mejorías.

Así que, con determinación y algunos cambios en el once inicial, los Guerreros presentaron una buena cara, sobre todo, en el primer lapso, de la mano del estratega Almada y donde el mediocampista ofensivo Emilio Orrantia fue un dolor constante para los visitantes.

Precisamente el ‘Charal’ realizó un desborde por la banda derecha y mandó un centro para que llegara el goleador argentino Julio Furch, pero antes cruzó el pie Víctor Milke para hacer el autogol y poner el 1-0 para los locales.

Santos Laguna gana con par de autogoles

Los verdiblancos continuaron con su buen dominio de juego ante la poca reacción de Gallos Blancos y antes de los 20 minutos el argentino Javier Correa se abrió el espacio y de fuera del área sacó potente disparo que pegó en el travesaño para rebotar en el guardameta Gil Alcalá y decretar el 2-0 con otro gol en propia puerta de los emplumados.

Así la fortuna le sonreía a los laguneros y desmoronaba a Querétaro que por más que trató de atacar falló en el último toque, Aké Loba y su icono Camilo Sanvezzo se veían muy solos al frente y antes del descanso se salvaron de recibir el tercer tanto con disparo al poste de Orrantia.

En el segundo lapso, Santos comenzó al ataque y ahí en su propia área Aké Loba robó la pelota para comenzar una carrera hasta la otra meta y definir el 2-1 tras una buena combinación con el ecuatoriano Jordán Sierra.

El gol a favor animó un poco más a la visita, mientras el local mostraba cansancio, ambos clubes tocaron la puerta y el triunfo santista para nada se podía confirmar hasta que en los últimos instantes el chileno Diego Valdés estrelló otro balón al poste y luego pitó el árbitro.

Notimex

JLR

TAGS EN ESTA NOTA: