Ciudad de México.- Al asegurar que los homicidios y secuestros han disminuido en Veracruz, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que en México se acabaron los tiempos en los que el secretario de Seguridad Pública estaba al servicio de las bandas de la delincuencia —en clara referencia al exsecretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, preso en una cárcel de Estados Unidos por presuntos vínculos con el cártel de Sinaloa—.

"Ya no hay esa convivencia perversa y promiscua entre crimen organizado y autoridad. Ya no se permite el contubernio, ya no hay impunidad," aseveró el mandatario durante la evaluación de los programas del Bienestar en esa entidad.

Desde el puerto veracruzano, López Obrador advirtió a opositores y "conservadores" que se olviden del antiguo régimen porque la “cuarta transformación” "no se detiene".

Señaló que en su administración ya no hay funcionarios que estén al servicio de los grupos del crimen organizado, toda vez que "ahora ya está bien pintada la raya, hay una frontera, una cosa es la autoridad y la otra la delincuencia, ya no hay la mescolanza que existía anteriormente", remarcó López Obrador.

Aunado a lo anterior, refrendó su apoyo al gobernador morenista de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, e hizo un reconocimiento porque según él, ya hay una baja en varios delitos en la entidad.

MARINA VIGILARÁ PUERTOS

Por otro lado, López Obrador reiteró que la Secretaría de Marina (Semar) se hará cargo de la vigilancia de los puertos y de combatir la corrupción.

"Vamos a poner orden en el manejo de los puertos y nadie mejor que el almirante José Rafael Ojeda y esa institución tan importante que es la Secretaría de Marina. Estamos terminando ya la planeación para que la dependencia se haga cargo de todos los puertos del país", enfatizó.

Apuntó que ya envió una iniciativa de reforma al Congreso de la Unión para que la Semar tenga el control total de estos lugares, de la cual, dijo, espera que se apruebe a la brevedad.

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: