Por Francisco X. López

¿Se imaginan conocer 50 años de historias escritas y dibujadas por docenas de autores abarcando cientos de personajes? En la actualidad no es difícil encontrar fans con varias décadas dedicadas a completar y entender todo lo relacionado a su hobby, pero en 1981 sólo unos pocos llevaban registro de lo sucedido a sus personajes favoritos, superando el conocimiento de editores y escritores.

La carta de un lector motivó a Marv Wolfman, escritor de Linterna Verde, a buscar poner orden en el revuelto multiverso de DC Comics, lleno de contradicciones que pretendían resolverse con un simple recurso: Crear tierras alternativas para ubicar las historias conflictivas y luego olvidarlas.

Wolfman presentó una propuesta para establecer una historia, una continuidad única, con el fin de atraer nuevos lectores. El proyectó comenzó como la Historia del Universo DC, más se alargó un par de años y cambió en su enfoque anunciándose para 1985, en lo que terminó siendo la historia más ambicioso e influyente para el género de superhéroes. A lo largo de 12 meses, lo que parecía ser otro crossover se fue convirtiendo en una historia que marcó un antes y un después; la expresión “¿Antes o Después de Crisis?” se volvió común para quien buscaba entender o explicar lo que se leía o se sabía de los personajes.

“Mundos morirán, mundos vivirán y el Universo DC no volverá a ser el mismo”, era la frase que anunciaba la Crisis en las Tierras Infinitas, la cual en su momento se cumplió. Se eliminaron historias contradictorias, los personajes fueron relanzados con orígenes actualizados y siguiendo una línea de tiempo coherente; pero al tener disponibles tantos elementos, los escritores comenzaron a usar en apenas un lustro, a héroes, villanos y conceptos que tardaron décadas en establecerse.

Apenas nueve años pasaron cuando se requirió un nuevo ajuste de tuercas y desde entonces, los lectores vivimos en Crisis.

Esto llevó a buscar nuevas formas de explicar el multiverso, como el hipertiempo, donde todas las historias suceden y cuentan en su propia línea temporal. Sin embargo, el caos sólo continuaba creciendo. En 2014, Grant Morrison desarrolló un mapa del Multiverso, con el cual buscaba dar estructura y orden a la infinidad de ideas que se generan, pero se quedó corto. En 2018 se presentó el Multiverso Oscuro, opuesto a lo que se conocía y en donde el mal reina sobre el bien.

Unos 35 años después ya nadie busca eliminar los universos alternos y los mundos paralelos, estos son parte fundamental de la narrativa de los cómics de superhéroes. Otras editoriales han adoptado el concepto y para el público actual es algo común, que se puede ver en libros, películas y series, enriqueciendo las propiedades intelectuales y alimentando la imaginación de los fanáticos.

Al final las Tierras Infinitas continúan siendo el motor de la industria estadounidense, y la materia de la cual están hechos los sueños.

Imagen de francisco.lopez

Francisco Xavier Lopez Martinez


Importante: Este contenido es responsabilidad de quien lo escribe, no refleja la línea editorial del Diario de México