Redacción.

Las imágenes de Kanye West vestido con un chaleco antibalas y conmovido hasta las lágrimas le han dado la vuelta a al mundo, y no es para menos, ya que corresponden a su primer acto de campaña en busca de la presidencia de los Estado Unidos.

Pero además de las imágenes, las polémicas declaraciones que el productor musical hizo parecen haber trastocado su matrimonio a la par que su imagen pública, pues, al hablar sobre el aborto reveló que él y su esposa, Kim Kardashian, habrían considerado no tener a su primogénita North West.

 

Lo anterior habría dejado plenamente preocupados a sus amigos cercanos y a la más famosa de las Kardashian, pues se cree que atraviesa una época de complicaciones con su diagnóstico de bipolaridad. Pero las alarmas sobre un aparente “ataque psicótico” saltaron la noche del lunes, debido a unas extrañas publicaciones hechas en sus redes sociales.

 

En estas Kanye West publicó una serie de tweets en los que se dirigía a Kim y su madre, Kris Jenner, señalando que estarían buscando internarlo en una clínica mental como en “Get Out”.

 

 

Entre mensajes que aluden a Kris como alguien a quien no quiere que sus hijos se acerquen, señalando que Kim posó para Playboy gracias a la influencia de esta.

 

Resalta también un post en el que mencionaba que amaba a su esposa, pero era probable que esta considerara pedirle el divorcio y custodia de sus hijos por las declaraciones del domingo.

 

 

La mayoría de dichos tweets ya fueron borrados de la cuenta del también diseñador.

Según el medio TMZ, fuentes cercanas a West dirían que la familia y amigos del rapero desean que solicite ayuda médica, pero este se estaría negando.

 

Se cree que el partido independiente de West, llamado BDY, cuenta hasta ahora con sólo un 2% de la preferencia electoral, por lo cual resulta en un panorama poco alentador para la naciente carrera política del intérprete.

 

 

MDF.

TAGS EN ESTA NOTA: