compartir en:

Ciudad de México.- En el paradero de Indios Verdes, las largas filas, los retrasos y la espera, fueron la constante esta mañana, ante las manifestaciones de los integrantes del Movimiento Nacional de Taxistas, en las calles de la Ciudad de México.

El tráfico sobre Avenida Insurgentes Norte parece normal, sin embargo, en los túneles que llevan hacia los andenes, la gente se arremolina en una marcha lenta, en espera de poder subir a algún tren y tratar de llegar a tiempo a sus trabajos.

Mientras que en las estaciones del Metrobús, la situación es similar, los autobuses articulados tardan más de lo habitual; en las estaciones la gente se aglomera, mira el camino en espera de atisbar un camión, pero cuando llega, la unidad está abarrotada.

Nota recomendada: Taxistas desquician principales avenidas de la CDMX; van contra apps de transporte

Debido a esto, la gente se empuja, otros se compactan tratado de entrar a la unidad, antes que el timbrazo anuncie el cierre de puertas, y tengan que esperar más de 10 minutos para que vuelva a pasar otro autobús.

Hay quienes, desesperados, salen de la estación 18 de Marzo en busca de alguna otra alternativa sobre la avenida para intentar abordar un taxi libre o caminar unas cuantas estaciones para intentar llegar a su destino a tiempo.

Los bloqueos cercanos a las líneas del Metrobús han colapsado el servicio, como sucedió en Insurgentes Norte, donde usuarios y usuarias de la Línea 1 del Metrobús tuvieron que ingeniárselas para poder abordar un camión.

De igual forma en Línea 3 se tuvo que suspender su servicio de la estación Balderas a Mina. Horas antes, las autoridades dieron a conocer el corte del servicio de la Línea 7 en las estaciones que van de Chapultepec a Campo Marte. Sin embargo, tras el avance de la caravana de taxistas, el servicio se reanudó. 

DCVC

(Notimex)

TAGS EN ESTA NOTA: