La empresa Verde Vertical sería la responsable de que el gobierno capitalino pierda la inversión de 360 millones de pesos, destinados a la colocación de flora en mil columnas de Periférico

Tras la inauguración de la primera etapa de la Vía Verde, a principios de febrero de este año, el proyecto cuyo objetivo era mejorar la calidad del aire y la vista en una de las principales arterias viales de la ciudad no ha cumplido la expectativa, pues los 50 jardines instalados se encuentran deteriorados.

Los dueños de la compañía son Fernando Ortiz Monasterio y Luis Gerardo Méndez, quienes pidieron al gobierno local permiso para utilizar uno de cada 10 muros como espacios publicitarios.

“Los jardines verticales, por esencia, son de un costo importante, no es una tarea sencilla mantener un jardín vertical. Y ahora estamos aprovechando, además, el agua de lluvia de la ciudad. Y en el proyecto vamos a seguir avanzando, es decir, estamos sumando elementos”, indicó Miguel Ángel Macera.

TAGS EN ESTA NOTA: