La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) necesita con urgencia un nuevo avión "para traslado de funcionarios de alto nivel" que va a costar a los mexicanos mil 450 millones de pesos.

A poco más de dos años de haber comprado un jet de lujo Challenger 605 de 27.5 millones de dólares, y un Gulfstream G-150 de 37.7 millones de dólares, la dependencia argumentó que no le basta su flota actual para este tipo de operaciones de traslado del Alto Mando.

En el proyecto de inversión, enviado a mediados de marzo a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), la Fuerza Aérea Mexicana no identificó marca o modelo del "activo", pero sí informó que cuesta 696 millones de pesos, unos 36 millones de dólares, rango similar al del G-150.

El avión será comprado mediante anualidades hasta 2032 con un pago inicial en 2017 de 25 millones de pesos, que estaba agendado para marzo pasado.

Sumados los intereses por el pago en anualidades, el "activo" costará mil 450 millones de pesos, más 270 millones para mantenimiento y operación en veinte años de vida útil, si es que la SHCP da su visto bueno al proyecto no contemplado en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2017.

El nuevo avión sería asignado a la Unidad Especializada de Transporte del Alto Mando (UETAM), que controla las aeronaves al servicio del General Secretario Salvador Cienfuegos y el resto de los altos funcionarios de la Sedena.

TAGS EN ESTA NOTA: