Ciudad de México.- Olga Sánchez Cordero, titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), aseveró que no hubo presión al interior de la administración federal para que Mónica Maccise Duayhe, extitular del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) y Mara Gómez Pérez, quien estaba al frente de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) renunciaran a sus cargos la semana pasada.

"Ellas voluntariamente presentaron su renuncia, Mónica Maccise y Mara también, son dos mujeres que vienen desde la Suprema Corte, que las conozco desde hace muchos años, pero Mónica trabajo conmigo más de 10 años, entonces podrán comprender que para mí la perdida de Mónica fue muy fuerte, también de Mara, pero no fue tan cercana a mí como lo fue Mónica", mencionó la funcionaria en conferencia virtual sobre el trabajo mensual del Grupo Interinstitucional de Estrategias contra las Violencias de Género.

La exministra aseveró que las nuevas titulares también serán mujeres y que estás asumirán después de cumplir con los procedimientos correspondientes.

Nota recomendada: Auto con explosivos es asegurado en refinería de Salamanca

Apuntó que la Asamblea Consultiva del Conapred envió al presidente Andrés Manuel López Obrador algunas propuestas de quienes podrían encabezar este organismo.

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: