EFE

MÉXICO.- El Senado aprobó legalizar la marihuana recreativa este jueves, un paso histórico para aliviar la crisis de derechos humanos y consolidar al país como potencia industrial del cannabis, aunque activistas advierten que aún es insuficiente y todavía debe superar escollos legislativos.

Con 82 votos a favor, 18 en contra y siete abstenciones, el Senado avaló la creación de la Ley Federal para la Regulación del Cannabis y el Instituto Mexicano de Regulación y Control de Cannabis, además de reformas a Ley General de Salud y del Código Penal que prohíben el consumo lúdico de la marihuana.

Aunque aún falta el aval de la Cámara de Diputados, la legislación histórica colocaría a México junto a Canadá y Uruguay como los países que han regulado la marihuana recreativa, explica a Efe la líder del Movimiento por la Legalización, Lorena Beltrán.

"Si México aprueba, seríamos el tercer país en el mundo en legalizar todos los usos a nivel federal, esto nos daría un gran impulso a nivel internacional para posicionarnos como lo que somos, la principal industria de la cannabis en el mundo", expresó Beltrán, también directora de la plataforma empresarial CannabiSalud.

¿DESCRIMINALIZACIÓN?

La reformas permitirán cultivar hasta ocho plantas por domicilio, autorizarán alimentos y derivados con cannabis no psicoactivo, otorgarán licencias para siembra, cultivo y cosecha, y garantizan el consumo privado de marihuana sin menores de edad presentes.

Pero los activistas advierten que no hay una completa descriminalización porque aún contempla sanciones penales para la posesión de más de 200 gramos de cannabis y multas por portar entre 28 y 200 gramos.

“Queremos que nuestros derechos sean respetados y que no se promueva una ley, que es una simulación en realidad, que no respeta nuestros derechos humanos, nosotros queremos que la reforma se haga bien o que mejor no se haga", manifestó a Efe Juan Pablo Ibarra, del Movimiento Cannábico Mexicano.

El activista denunció que el dictamen incumple la sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que el año pasado declaró inconstitucional la prohibición absoluta de la marihuana recreativa porque atenta contra el derecho al libre desarrollo de la personalidad.

El representante del Movimiento Cannábico Mexicano, que sembró un jardín con 1.200 plantas de marihuana, denunció que la ley aún fomenta la discriminación, estigmatización y abusos policiales.

"Básicamente buscamos que la marihuana deje de ser catalogada como una sustancia con ciertos beneficios medicinales y un gran riesgo para la sociedad, cuando es todo lo contrario, tiene poco riesgos para la sociedad y trae muchos beneficios", indicó Ibarra.

GOBIERNO CONSERVADOR

La SCJN había ordenado al Congreso mexicano regular el uso recreativo de la marihuana antes del 30 de abril, pero los legisladores pidieron una prórroga por la pandemia, por lo que el plazo se recorrió hasta el 15 de diciembre.

Aunque el gobernante Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) controla ambas cámaras, el abogado Juan Francisco Torres Landa adjudica el rezago al conservadurismo del presidente, Andrés Manuel López Obrador.

"En materia de marihuana y política de drogas no hacen nada porque el presidente se dice de izquierda, pero en el fondo es una persona sumamente conservadora", afirmó el socio de la firma legal Hogan Lovells.

Torres Landa es secretario de México Unido Contra la Delincuencia (MUCD) y en 2015 fue uno de los primeros cuatro mexicanos en obtener un amparo de la Suprema Corte para cultivar y consumir marihuana.

Por ello, lamentó que el Gobierno no abandone por completo su perspectiva punitiva de las drogas.

“No se ha descriminalizado, no se ha eliminado el componente punitivo en esta materia y eso de alguna manera derrota una buena parte de los propósitos que es eliminar el uso del derecho penal para una cuestión que tendría que ser absoluta y completamente de orden administrativo", dijo.

POTENCIA ECONÓMICA

México se considera el segundo productor más grande del mundo de cannabis con hasta 27.000 toneladas al año, según un reporte de Endeavor con base en la ONU y la Agencia de Control de Drogas de estadounidense (DEA).

Para 2028, este informe consideró que el mercado cannábico nacional puede alcanzar un valor de 2.000 millones de dólares, con el 67 % procedente de la rama médica y el 33 % recreativo.

“Necesitamos urgentemente esta industria para México, es la mejor noticia del 2020, después de esta crisis económica y crisis de salud, llega la industria del cannabis para apoyarnos con empleos, con calidad de vida, con muchísimas cosas muy positivas", reafirmó Lorena Beltrán.

DVC

TAGS EN ESTA NOTA: