Con el fin de tomar conocimiento y realizar un balance de daños tras el 19S, el Senado de la República solicitó a la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), así como a las entidades federativas más damnificadas, un informe sobre viviendas afectadas.

Asimismo, urgió a los tres niveles de gobierno a establecer proyectos de vivienda emergente, los cuales serán reforzados con un Programa Integral de Reconstrucción y Reforzamiento Estructural de Viviendas para dar solución a personas que quedaron en situción vulnerable.

El programa prevé desarrollarse de la mano de damnificados y especialistas en la materia, los cuales deberán eficientar los recursos otorgados mediante el Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden), así como de los programas estatales.

El dictamen aprobado por la asamblea, y que estima de urgencia atender a personas afectadas, señala que hasta el momento se cuenta con un censo total de 121 mil 701 casa dañadas en Oaxaca y Chiapas.

Los senadores consideraron pertinente que se establezca un programa de vivienda emergente que atienda a la población damnificada a causa de los sismos.

En otro dictamen, el Senado requirió a la Secretaría de Economía un reporte acerca de las acciones, programas y políticas económicas vigentes para incrementar el ingreso real de los mexicanos, así como las perspectivas para los próximos 10 años, en aras de factores como el trabajo, la producción, la tecnología, el empleo y el ingreso.

TAGS EN ESTA NOTA: