Los senadores Mariana Gómez del  Campo del PAN y Mario Delgado de Morena pegaron sellos de clausura en las cámaras de las fotomultas, esto al considerar que este sistema sólo es un negocio de recaudación de dinero. 

“El llamado es muy sencillo para el jefe de Gobierno que pare este 'negociazo' y deje de atracar a los capitalinos”, expresó el senador de Morena. 

Debido al acto de inconformidad con esta forma de sancionar a los automovilistas que rebasen el límite de velocidad se realizó en avenida Marina Nacional, Carrillo Puerto, Eje 2 y Lázaro Cárdenas.
Gómez del Campo coincidió en que debe terminar el abuso que está en contra de la ciudad, pues indicó que nada tiene que ver con la prevención de accidentes y educación vial. 

Por su parte, el consejero Jurídico, Manuel Granados, aseguró que se politizó el cobro de las fotomultas, esto luego de que un juez declarara inconstitucional la medida al no poder tener una defensa para los infraccionados.
“Una foto no deben generar en automático un acto en prejuicio de nadie”, explicó el juez, Fernando Silva. 

Granados argumentó que sólo se pide incluir el derecho de audiencia lo que implicaría modificar la norma para que el automovilista sancionado sea tomado en cuenta y tener derecho de réplica. 

“Es una resolución del año pasado, la misma que fue impugnada desde diciembre de 2016, no sabemos porqué  hace tres días emite un comunicado el Poder Judicial porque tiene más de cuatro meses
En respuesta el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera respondió que esta medida seguría en operación. 

Agregó que se trabajaría en la estrategía normativa una vez que se diera la resolución definitiva, pues era una herramienta para salvar vidas. 

 

TAGS EN ESTA NOTA: