compartir en:

Guerrero.- La juez Iliana Fabricia Contreras Perales, del Juzgado Séptimo de Distrito en el estado de Guerrero, sentenció a dos militares a 19 años de prisión por tortura sexual contra Valentina Rosendo Cantú, joven indígena me’phaa.

La activista, quien fue violada por dos elementos del Ejército frente a su batallón a la edad de 17 años en 2002, dijo que la sentencia tiene un gran significado no solo para ella, sino para muchas mujeres pues su caso marca un precedente.

Con la condenan también se cumple la sentencia que la corte Interamericana de Derechos Humanos emitió en 2010 en la que solicitó investigar y castigar a los responsables, y condenó al Estado mexicano por su falta de respuesta para proporcionar justicia en el caso.

De tal forma que el viernes pasado se dio a conocer la sentencia en la que se condena a los militares Nemesio Sierra García y Armando Pérez Abarca por los delitos de violación y tortura, la cual ya fue apelada por uno de los responsables.

Tania Reneaum, directora ejecutiva de la sección mexicana de Amnistía Internacional, indicó que con esta sentencia, dictada en primera instancia, se abre el periodo de la reparación del daño, “y el momento en el que el Estado tiene que hacer visible sus funciones y sus obligaciones de no repetición”.

A su vez Jan Jarab, representante en México de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, destacó que este fallo condenatorio reconoce las múltiples dimensiones de discriminación que sufren las mujeres indígenas en un contexto de desigualdad estructural.

“Mi admiración a Valentina por esta lucha de 16 años de denuncia, de sobreponerse a todos los obstáculos, los prejuicios y esperar este momento”, agregó.

 

 

TAGS EN ESTA NOTA: