compartir en:

Por Carlos Meraz

Una fotografía de una chica, que era la encarnación de la belleza eslava, pero con uniforme de guerra y armada hasta los dientes al enrolarse en su servicio militar en época de conflictos bélicos en la península balcánica, detonó el nombre de Serbia para una banda de Monterrey surgida hace poco más de una década, con la idea de siempre apostarle a la estética del rock al igual que a su inherente potencia.

“Era la imagen de la belleza luminosa de la mujer europea, mezclada con la oscuridad fúnebre de la guerra.

“Así es Serbia, una banda con letras melódicas y bellas, con guitarras como ametralladoras y una batería que es un cañón”, advirtió Neto Ortiz, vocalista y guitarrista del cuarteto regiomontano, compuesto por Eduardo Vázquez, en el bajo; Daniel Vázquez, en la batería, y JP García, en la guitarra.

LO SUYO SON LOS CONCIERTOS
Tras lanzar su álbum debut Secretos del Sol a mediados de 2019, al final del año pasado Serbia editó su EP, Monstruos, con cuatro tracks, del cual mañana se estrenará el single Celosa.

El extented play, producido como toda su obra discográfica por el “quinto serbio” Flip Tamez (guitarrista de Jumbo), será presentado en directo, con un concierto, el próximo 1 de febrero, en el Lunario del Auditorio Nacional.

Monstruos son los trastornos de una relación tóxica, que se materializan en la cabeza del personaje.

”Y, de nuestros shows, sólo puedo decir que somos una banda de tocar en vivo. Siempre damos toda nuestra energía, ya sea ante una audiencia de sólo una persona o un público de miles”, sentenció Ortiz.

La más grande influencia musical de Serbia son The Beatles, así como los Arctic Monkeys, Queens Of The Stone Age y Kings Of Leon, sin olvidar los sonidos de la avanzada regia, encabezada por Zurdok y Jumbo.

TAGS EN ESTA NOTA: