Ciudad de México.- La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, aseguró este lunes que no se va a evacuar o a requerir que se marchen los manifestantes acampados en el céntrico Paseo de la Reforma que piden la renuncia del presidente, Andrés Manuel López Obrador.

"La obligación de cualquier gobierno y en particular del gobierno de la ciudad es proteger a las personas y la libre manifestación", aseguró Sheinbaum, en respuesta sobre las tiendas de campaña que desde el sábado instaló el colectivo conservador Frente Nacional Anti-Andrés Manuel López Obrador (Frenaa).

Los manifestantes organizaron ese plantón después de una protesta en automóvil contra el presidente entre quejas porque la policía les impidió acceder a la céntrica plaza del Zócalo, un hecho que la mandataria atribuyó a que se estaba produciendo en paralelo "una manifestación de algunas mujeres que no tuvieron una actitud muy pacífica" y se quiso evitar enfrentamientos.

"Desde ayer les pusimos dos ambulancias, una carpa de salud. Supimos allí que su dirigente se retiró por problemas de salud, tratamos de contactarlo y después regresó. Les estamos dando todo el apoyo que requieran", aseveró.

El dirigente al que hizo referencia Sheinbaum es Gilberto Lozano, exdirector del grupo empresarial Fomento Económico Mexicano (FEMSA), uno de los más importantes del país, y que ya ha sido noticia varias veces por sus divergencias con el presidente.

Esta mañana, el presidente habló también sobre la acampada en su contra e invitó a la oposición a que busque su destitución por la "vía democrática" en el referéndum de revocación de mandato previsto para 2022.

TAGS EN ESTA NOTA: