compartir en:

México.-El presidente Andrés Manuel López Obrador resaltó que en el caso de los indígenas la pensión se les entrega a los 65 años, no a los 68, debido a que esta comunidad “por su situación de pobreza, de marginación, se envejecen pronto, porque sufren mucho”.

Arremetió en contra de los que critican el trato especial que se les da a los más vulnerables, e indicó que el pensar que eso se trata de racismo es “sorprendente” debido a que consideró no puede haber trato igual entre desiguales.

“Es increíble que suceda en nuestro país, esas actitudes. Si eso les molesta, si darles atención preferente a los indígenas es ser racista, que me apunten en la lista. Yo quisiera dar más y todos deberíamos de estar pensando en eso, en darle más al desposeído, en darle la mano al que se quedó atrás para que se empareje y caminemos todos juntos, eso es humanismo”, aseveró López Obrador durante su conferencia matutina.

Precisó que se busca, por medios de una reforma, elevar a rango constitucional el derecho a la pensión, a los indígenas a los 65 años y a quienes no lo son a los 68; así como el derecho a la pensión a niñas, niños indígenas y pobres con discapacidad.

Agregó que en la iniciativa que enviarán al Congreso se pretende establecer también que los estudiantes de bajos recursos de todos los niveles educativos cuenten con una beca.

“La iniciativa a la reforma al artículo 4º va a llevar ese añadido de que siempre se cuente con presupuesto para que sea quien sea el que gobierne, estén los que estén en el Congreso, por ley -en este caso por decisión constitucional, por mandato constitucional- se tenga que garantizar la pensión, que sea un derecho conquistado para que no lo puedan quitar en el futuro”, apuntó.

ACV 

TAGS EN ESTA NOTA: