compartir en:

Por Patricia Guillén 

Pese a que los sellos de clausura fueron violados y escondidos continuamente, la edificación de una torre de 14 niveles en la avenida Baja California 370, colonia Hipódromo Condesa, está por concluir. 
De acuerdo con el Programa parcial de Desarrollo Urbano de la zona, la construcción también se excedió hasta 40 metros de altura en un sitio que permite una cimentación de 24.

Desde el año pasado Diario de México documentó el caso denunciado por vecinos, por lo que nuevamente exhortaron al jefe delegacional en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, a atender la demanda, pues los trabajos han continuado desde hace un año y medio. 

En sptiembre del 2016, los sellos de clausura fueron quitados y abandonados en las ramas de un árbol cercano al predio. En un nuevo recorrido se observó que los avisos fueron tapados con plástico de color negro, además de no contar con la lona de manifestación de obra. 

Al cuestionar al encargado del proyecto, aseguró que no tenía nada que mostrar ni declarar, esto refiriéndose a la documentación y permisos. 

“La Ley de Desarrollo Urbano  señala que es atribución de los jefes delegacionales, en nuestro caso de Ricardo Monreal, de recibir las manifestaciones de construcción e integrar el registro de las mismas verificando previamente que la obra cumpla con los requisitos previstos respecto de suelo urbano”, dijo Rafael Guarneros, habitante de la Hipódromo.

De acuerdo con expediente número PAOT-2016-938-SOT-346, las obras del predio en Baja California 370 con número de cuenta catastral 327-027-20, la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial encontró incumplimientos en materia de desarrollo urbano, toda vez que iniciaron con la construcción de un inmueble con 11 niveles de altura excediéndose en lo permitido según la zonificación de vivienda aplicable.

La PAOT solicitó a la Dirección General del Registro Público de la Propiedad y de Comercio  realizar la custodia del folio real del inmueble, hasta que las obras cumplan con el número de niveles asignados.

Con el número de referencia 2473, la Procuraduría también notificó a la Dirección General de Obras y Desarrollo Urbano de la demarcación que debe informar y verificar si el proyecto contaba con protección a colindancias, memoria descriptiva, certificando el uso de suelo en cualquiera de sus modalidades y constancia de alineamiento emitido por la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda. 

El año pasado autoridades delegacionales declararon a Diario de México que revisarían el expediente para tomar las medidas necesarias en caso de encontrar irregularidades clausurar. 

Quetzal Castro, coordinadora del Comité Ciudadano en la Hipódromo II, añadió: “hacemos un llamado a las autoridades para que detengan este tipo de atropellos que se convertirán tarde o temprano en las principales causas del suicidio urbano y seguirán afectando derechos fundamentales de quienes aquí vivimos”.

En redes sociales ya circulan imágenes de la inmobiliaria Ghetto Arquitectos, encargada de ejecutar los trabajos en Baja California 370.

 

TAGS EN ESTA NOTA: