compartir en:

México.-Luego de que la Secretaría de la Función Pública (SFP) inhabilitó por 10 años a la extitular de la Sedatu y Sedesol, Rosario Robles Berlanga, por falsear información en su declaración patrimonial, el bufete de abogados Hernández Barros aseveró que la acción se tomó sin fundamento administrativo ni legal.

Precisó que la inhabilitación se dio por la presunta omisión de declarar la existencia de una cuenta bancaria con dos mil 887 pesos en su declaración patrimonial, la cual fue abierta en febrero de 2018 y cancelada en 2016.

Su defensa, encabezada por Julio Hernández, señaló que la exsecretaria “nunca dispuso un sólo centavo ni se hizo un depósito” en la cuenta, razón por la cual el saldo fue trasferido a una cuenta concentradora del Banco Santander por inactividad.

“Sin mayor fundamento administrativo y mucho menos legal, la dependencia federal resolvió inhabilitar por 10 años a nuestra defendida por la presunta omisión de declarar la existencia de una cuenta bancaria con $2,887.86 pesos en su declaración patrimonial”, precisó la firma.

Agregó que lo anterior “contrasta con verdaderas omisiones de funcionarios públicos que actualmente están en servicio y que escondieron fortunas por más de 800 millones de pesos en bienes inmuebles sin recibir sanción alguna”.

Debido a lo anterior, la defensa de la funcionaria, quien se encuentra en prisión preventiva en el penal de Santa Martha, anunció que impugnaran la resolución de la SFP, pues, consideraron, se trata de una persecución política.

“Recurriremos esta por demás injusta e irracional resolución con todos los medios que las leyes de nuestro país otorgan”, declararon.

ACV 

TAGS EN ESTA NOTA: