En caso de un sismo en la Ciudad de México, los policías capitalinos ya podrán actuar y asistir a las personas con base en un protocolo diseñado para responder ante emergencias de movimientos telúricos, con lineamientos que respeten los derechos humanos.

El documento contempla “procedimientos para el acceso, estabilización, extracción y traslado de la víctima de un sismo, hasta la fase de desmovilización, cuando termina la misión de la policía y la situación empieza a normalizarse”.

El protocolo fue publicado en la Gaceta Oficial y se aplicará cuando la situación de emergencia se presente y se active la Alerta Sísmica, con el fin de proteger la integridad física de las personas así como a su patrimonio. Los elementos de Seguridad Pública también participarán en la investigación de delitos y auxiliarán a los ciudadanos en caso de desastres o siniestros.

La capacitación para brindar protección, orientación y guía a los afectados es otro factor contemplado por el protocolo que emitió la Secretaría de Seguridad Pública, por lo que la dependencia estableció que se debe contar con personal preparado.

Los valores universales con los que deben cumplir los procedimientos del protocolo son congruencia, eficiencia, honradez, legalidad, objetividad, oportunidad, profesionalismo, proporcionalidad, racionalidad y respeto a los derechos humanos.

En ese sentido, los integrantes de la dependencia deberán considerar que existen grupos de población o personas con mayor grado de vulnerabilidad debido a su origen étnico o nacional, género, edad, discapacidad, condición social, de salud, religión, opinión, preferencia sexual, estado civil u otra condición que pudiera atentar contra la dignidad humana o sus derechos y libertades.

Ante ello, la norma les exige a los policías capitalinos que apliquen medidas especiales para evitar cualquier acto de discriminación o violencia contra ese sector de la población.

En el tema de la coordinación, el documento señala que la policía deberá mantener coordinación y comunicación con los centros de Control y Comando, de Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano, así como de Tránsito de la Ciudad de México para responder a las solicitudes de apoyo.

“La Oficialía Mayor será la responsable de coordinar la administración de los recursos humanos, financieros y materiales, servicios generales, mantenimiento y transporte de la Secretaría para la aplicación del protocolo”, se especifica en la publicación de la Gaceta.

HABRÁ UNA AGENDA DE MAPEO PARA SERVICIO DE LOS AFECTADOS

La Dirección Ejecutiva de Comunicación Social será la encargada de procesar información para proporcionarla a medios de comunicación, también será la responsable del manejo de las redes sociales de la Secretaría.

A su vez, la SSP contará en cada Dirección General de Zona con una agenda temática de mapeo en la que se encuentren las escuelas, los hospitales y servicios de emergencia, ductos y poliductos de hidrocarburos; refugios temporales y albergues, mercados, bancos y centros comerciales.

Otro servicio que ofrecerá la dependencia será una Sala de Crisis, que contará con el Directorio de Mandos Responsables y suplentes por Zona, Región, Unidades de Policía de Proximidad y Metropolitana, con número telefónico oficial, particular o cualquier otro medio de comunicación, herramientas que ayudarán a la localización efectiva de las personas.

LABORES DE RESCATE DESPUÉS DEL SISMO 

La Policía de la Ciudad de México tamnién participará en la operación de la ciruculacón y funcionamiento de los transportes, en lo que las vías de comunicación se reestablecen. Además estará a cargo del resguardo de los ciudadanos que se encuentren en escuelas, hospitales, clínicas, estaciones del Metro, paraderos de autobuses, centros comerciales, mercados públicos, guarderías, oficinas administrativas, dependencias de gobierno, entre otros.

 

TAGS EN ESTA NOTA: