Cambio climático

compartir

México.- La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), informó de la existencia de una cavidad de 300 metros de altura que crece en el fondo del glaciar Thwaites en la Antártida.

El tamaño y tasa de crecimiento de esta abertura glacial, de casi dos tercios de Manhattan, es tan grande que puede contener 14 mil millones de toneladas de hielo, el cual se derritió en los últimos tres años.

compartir

México.- La riqueza de los sitios arqueológicos del Ártico que ha perdurado durante millones de años, se ve amenazada por los efectos del cambio climático. 

compartir

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) alertó hoy que existe entre 75 y 80 por ciento de posibilidades de que el fenómeno climatológico conocido como El Niño regrese en febrero de 2019, provocando sequías o inundaciones en diferentes partes del mundo.

compartir

Una enorme tormenta de arena envuelve hoy la ciudad china de Zhangye, en la noroccidental provincia de Gansu, reduciendo la visibilidad a menos de 100 metros y en algunas zona a sólo 10 metros.

compartir

El Consejo de ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (UE) reafirmó hoy su apoyo a las inversiones que se necesiten para permitir el logro de los objetivos del Acuerdo de París.

compartir

Berna.- Los Alpes Suizos son una de las grandes maravillas de la naturaleza y se ven aún más hermosos cuando están cubiertos de nieve; sin embargo, esto podría dejar de suceder con el paso de los años ya que la presencia de nieve en Suiza cada vez es menor.

compartir

México.- Los gobiernos en el mundo deben actuar ya de forma decidida en contra del cambio climático o la humanidad se enfrentaría a “un punto sin retorno” dentro de 82 años. 

compartir

Ciudad de México.- Un estudio publicado en la revista Nature Plants concluyó que varios de los árboles baobab más antiguos de África subsahariana, que son de los más grandes, tienen una misteriosa mortandad, pues nueve de los 13 baobabs más viejos han muerto en los últimos años.

Las muertes al parecer no fueron causadas por una epidemia, sino que pueden estar asociadas en parte al cambio en las condiciones climatológicas que afectan el sur del continente.