Ciudad de México. – Tras el positivo que dio en 2018, la atleta mexicana buscó el indulto para participar en los Olímpicos de 2021, sin embargo, con la resolución que emitió el Tribunal, su sueño de asistir a Tokio se ha desvanecido.

El Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS por sus siglas en inglés), confirmó la suspensión de cualquier actividad deportiva a nivel profesional para la marchista mexicana, Guadalupe González.

La mexicana se hizo acreedora a una suspensión de cuatro años, luego de que dio positivo a un control antidopaje que le realizaron en noviembre de 2018. No obstante, la sanción fue impuesta en mayo del 2019 por la Unidad de Integridad de Atletismo (AIU), por lo que la mexicana buscó la condonación del castigo al asegurar que la trembolona que le fue detectada la ingerió al consumir carne contaminada.

Sin embargo, el castigo no le fue retirado, porque la mexicana mintió en las primeras declaraciones que brindó a la AIU y a la Federación Internacional de Asociaciones de Atletismo (IAAF), además de que la Agencia Mundial Antidopaje (WADA) confirmó que la sustancia que le fue detectada ingresó de otra forma a su cuerpo y no como lo cuenta la marchista.

Obs

TAGS EN ESTA NOTA: