compartir en:

Ante cientos de simpatizantes y vecinos de la delegación Benito Juárez, Mikel Arriola, candidato del PRI a Jefe de Gobierno aseveró que el 1 de julio los capitalinos tenemos que decidir si defenderemos la Ciudad o le entregamos las llaves al narco con cargo a la candidata de Morena, Claudia Sheinbaum, y prueba de ello es Rigoberto Salgado, ex delegado en Tláhuac.

Al asistir al cierre de campaña del candidato a la alcaldía por esa demarcación, Carlos Girón, el abanderado priista destacó que el discurso en sí es duro, pero  más dura es la realidad en la Ciudad de México respecto al crimen.

En el Centro Cultural Roberto Cantoral, el candidato de la familia señaló que los capitalinos estamos frente a una grave amenaza de perder la Ciudad a manos de gente que no tiene absolutamente ninguna moral ni decencia, que dejaron entrar al narcotráfico en el año 2000.

Prueba de ello, dijo, son los datos de la Secretaría de Seguridad Pública respecto de la cantidad de narcotiendas que hoy operan en la Ciudad, que suman 20 mil, advirtió que este incremento bestial se dio durante la primera década de este siglo y ahora, hay cárteles operando aquí.

El abanderado tricolor señaló que es necesario poner orden en la Ciudad, para ello, es necesario auditar a muchos delegados quienes son multimillonarios, tienen prestanombres, propiedades y cobran porcentajes con departamentos o dinero.

Agregó que al auditar a los delegados y denunciarlos por lavado de dinero, se reinvertirán los recursos y propiedades que tienen en las colonias y en la delegación Benito Juárez, para que las familias gocen de mejores servicios públicos y la calidad de vida de sus habitantes mejore.

Durante el evento de cierre, el candidato a la alcaldía, Carlos Girón, pidió a los asistentes a razonar su voto el próximo 1 de julio y no dejar que Benito Juárez regrese al gobierno panista, del cual han comido mucho y no han hecho nada por la ciudadanía, al contrario, no hay transparencia en los recursos y únicamente han beneficiado sus bolsillos.

Carlos Girón reiteró su compromiso para dotar con mejores servicios públicos, brindar mayor seguridad y calidad de vida a los 380 mil habitantes de esta delegación que ha sido mal gobernada y la han dejado sin oportunidades de desarrollo en todos los aspectos.

 

 

 

TAGS EN ESTA NOTA: